Porque tuvieron la iniciativa y el valor de seguir adelante; porque a través de un pequeño acto ayudaron a crear todo un mundo; porque plantaron la primera semilla de la Azoka que conocemos hoy en día; porque fueron la luz en los tiempos más oscuros; porque no sabían que era imposible... Los fundadores de Gerediaga recibieron ayer los premios Argizaiola Sariak de esta 50. edición, en un acto ceebrado en el espacio Szenatokia, en San Agustin Kulturgunea. 

El grupo de teatro de Durango Karrika Antzerki Taldea fue el encargado de organizar el acto, y ofrecieron un espectáculo emocionante, que hizo vibrar a un San Agustin que se encontraba repleto. A través de pequeñas historias, los actores y actrices de Karrika contaron la historia de Gerediaga con una gran creatividad, provocando las risas de los asistentes, pero también emocionando al público.

Pero el momento más emocionante llegó al final de la gala. Nerea Mujika entregó los Argizaioa Sariak a cada homenajeado/a: M. Rosario Astola, Jesus Astigarraga, Koldo Alzibar, Leopoldo Zugaza, Carmen Miranda y Arrate Salazar. Jose Luis Lizundia y M. Concepcion Astola no pudieron acudir a la gala, por lo que en nombre de Lizundia acudieron su hija Leiore y su nieto Joanes; y en el caso de Astola, su sobrina Ana.

argizaiola2WebAdemás de estas ocho personas fundadoras, Gerediaga fue creada por otras cuatro personas que ya no se encuentran entre nosotros: Jesus Maria Astola, Bixente Kapanaga, Julian Berriozabalgoitia y Salvador Solaegi.

Eskerrik asko denoi!

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn